EEUU llega a un acuerdo con México para mejorar sus medidas de protección de la propiedad intelectual 19/sep/2018

Amanda Suárez Magallanes Derechos PI / Legislación / Legislación internacional

México y Estados Unidos han llegado a un acuerdo preliminar para, entre otras cosas, aumentar la protección de los derechos de Propiedad Intelectual mediante la modernización del NAFTA (North America Free Trade Agreement). El acuerdo en materia de propiedad intelectual se establece para ofrecer una protección más sólida y eficaz, impulsar la innovación y contribuir al crecimiento económico y laboral. Este acuerdo está orientado a lograr un comercio más justo y a contribuir al crecimiento económico en América del Norte.

Para la consecución de un comercio justo y la promoción del crecimiento económico, las modificaciones que se introducen en el NAFTA tienen como pilar el refuerzo de los derechos de propiedad intelectual. Para ello y según consta en la nota publicada por el USTR (United States Trade Representative), se establecerá un mayor control por parte de las autoridades y se reforzará la lucha a escala comercial, mediante el endurecimiento de las sanciones penales y civiles para aquellos infractores de derechos de propiedad intelectual.

Así mismo, se ampliará de modo significativo la protección contra el robo de secretos comerciales (know-how) y se hará de forma activa, mediante la inclusión de estándares más estrictos como recursos civiles y penales, prohibición de concesión de licencias y secretos comerciales, protección de los secretos durante los litigios y sanciones para aquellos funcionarios del gobierno que revelen de forma ilícita los secretos comerciales, todo ello en aras de proteger los secretos comerciales de cualquier tratado de libre comercio de los Estados Unidos, incluyendo a las empresas estatales.

También se otorgará a los autores norteamericanos una mayor protección, recibirán tratamiento nacional para sus obras en los mercados extranjeros con respecto a los derechos de propiedad intelectual y se ampliará el plazo de protección de los derechos de autor para los intérpretes y ejecutantes a 75 años, garantizando que las obras digitales puedan protegerse usando las medidas de protección tecnológica actuales.

En cuanto a la  protección de las patentes, se consagrarán normas de patentabilidad y se mejorarán las prácticas de las oficinas de patentes a fin de garantizar que tanto personas físicas como jurídicas que abogan por la innovación, puedan proteger sus invenciones mediante el mecanismo de las patentes.  En cuanto a las marcas, se reforzará su protección, incluidas la de las marcas notorias, a fin de que las empresas vean sus inversiones y esfuerzos compensados.

Por lo que se refiere a los proveedores de servicios de internet, se instaurará un sistema de notificación y registro de los puertos seguros (safe harbor) de derechos de autor para los ISPs para ofrecer una mayor protección de la propiedad intelectual y limitar la responsabilidad civil de las empresas tecnológicas que no se benefician de la infracción directamente, de conformidad con la legislación de los EEUU.

Asimismo, con la modificación del acuerdo se proporcionarán garantías de procedimiento para el reconocimiento de nuevas indicaciones geográficas (denominación de origen) y se protegerán las mismas ante el uso de nombres comunes.

Finalmente las modificaciones introducirán una mayor protección para los emprendedores farmacéuticos y agrícolas, además de diez años para la protección de los datos de los medicamentos biológicos y la ampliación de productos que podrán gozar de tal protección.

 

Fuentes: United States Trade Representative office, IP watch

No te pierdas nuestra newsletter

Te enviaremos máximo un email por semana y no compartiremos tu email con terceros.