El Parlamento Europeo aprueba el texto de la propuesta de Directiva de servicios de comunicación audiovisual que modificaría la Directiva 2010/13/UE 11/oct/2018

Amanda Suárez Magallanes Derechos PI / Legislación / Legislación Comunitaria

El pasado martes 2 de octubre de 2018 el Parlamento Europeo (PE) aprobó el texto de la propuesta de Directiva de servicios de comunicación audiovisual, por la que se modificaría la Directiva 2010/13/UE de servicios de comunicación audiovisual. La votación contó con 452 votos a favor, 132 en contra y 65 abstenciones. La propuesta de Directiva fue introducida por la Comisión Europea el 25 de mayo de 2016. En la actualidad el texto aprobado, fruto de las negociaciones con el Consejo se encuentra en fase de adopción formal por el mismo antes de proceder a su publicación. Una vez realizada, los Estados miembros dispondrán de 21 meses para su transposición.

Esta legislación se adopta a consecuencia del cambio de mentalidad del espectador respecto al consumo de contenidos audiovisuales y de la aparición de nuevos medios que proporcionan dichos servicios. El posicionamiento de los nuevos prestadores de contenidos ha hecho necesaria una “actualización del marco jurídico” comunitario, ya que en el momento de la entrada en vigor de la Directiva 2010/13/UE, no se contemplaba la presencia de los servicios de vídeo a la carta, de plataformas de intercambio de vídeo (vídeos de corta duración o contenidos subidos directamente a las plataformas por los usuarios) así como las retransmisiones en directo desde las mismas.

Una de las principales modificaciones con respecto a la Directiva 2010/13/UE es la introducción en su artículo 13, de la obligación de los Estados miembros de asegurar que el contenido de los prestadores de servicios de comunicación audiovisual sea al menos en un 30% europeo, a diferencia de la propuesta inicial de la directiva donde la producción europea supondría un 20%, como ya informó el Instituto Autor en una de sus publicaciones. También se contempla la obligación de destacar dichas obras y facilitar su acceso mediante métodos como la promoción en sus catálogos, anuncios, o estableciendo una sección de obras europeas por ejemplo. Para lograr estas premisas se contemplará asimismo la posibilidad de que los prestadores de servicios de comunicación audiovisual se beneficien de ayudas estatales de cara a la producción de contenido europeo.

Asimismo, se establece la obligación por parte de los servicios de comunicación audiovisual de invertir en la producción de obras europeas, podrán hacerlo invirtiendo en contenidos directamente —mediante la producción o adquisición de derechos de obras europeas—, o bien mediante aportaciones a fondos nacionales.

Por su parte, los Estados podrán imponer tasas a los prestadores de servicios de comunicación establecidos en el Estado miembro y que oferten sus servicios en el mismo, siempre que sean proporcionadas al nivel de ingresos en ese Estado por la prestación de servicios, a diferencia de la propuesta de Directiva se exige que las contribuciones sean proporcionales y no discriminatorias. Del mismo modo podrán imponerse tasas a aquellos prestadores fuera del Estado miembro pero que dirijan su contenido al Estado que impone la tasa, en este caso serán acordes a los ingresos generados en base a la audiencia del Estado miembro de recepción, y nuevamente, proporcionadas y no discriminatorias. Dichas obligaciones no serán de aplicación a aquellos prestadores de servicios de comunicación con baja audiencia (ventas) o bajo volumen de negocio (dimensión del mercado audiovisual en el Estado en cuestión).

En el caso en el que se imponga una tasa a organismos de radiodifusión, pues invierten en gran medida en obras europeas, se tendrá en cuenta en qué medida ha contribuido el organismo en la producción, coproducción o adquisición de derechos de obras europeas en el caso de que el organismo tenga su jurisdicción en otro Estado miembro, y la imposición será proporcional.

Otras de las modificaciones introducidas en la propuesta de Directiva son las que afectan a la protección y respeto a la dignidad humana contenidas en su artículo 6 y las que refuerzan la protección de los menores como consumidores de servicios de comunicación audiovisual que recoge el artículo 6 bis, no incluido en la propuesta inicial de la Directiva por parte de la Comisión. La fortificación de la protección de los menores también se manifiesta en las cuestiones relativas a la “comunicación comercial” o publicidad que se precisan con detalle en este texto respecto a lo dispuesto en la primera propuesta de la Directiva además de la sustitución del texto del artículo 7 que describe  el objeto de lograr mejoras de accesibilidad a los contenidos para personas discapacitadas tomando medidas proporcionadas.

También se introducen modificaciones respecto a la publicidad, donde en los artículos 9, 19, 20.2 y 23 se establecen directrices de emisión de comunicaciones comerciales, franjas horarias para la misma y tiempos mínimos para la interrupción publicitaria en determinados contenidos.

Fuentes: Texto propuesta de Directiva, Texto resultado de las negociaciones con el Consejo.

No te pierdas nuestra newsletter

Te enviaremos máximo un email por semana y no compartiremos tu email con terceros.