Se aprueba en Chile un proyecto de ley que regula el arte gráfico urbano 13/nov/2018

Amanda Suárez Magallanes Derechos PI / Legislación / Legislación Internacional

En el mes de octubre se aprobó en Chile con 73 votos a favor, 37 en contra y 11 abstenciones, por la Cámara de Diputados, el proyecto que regula al arte gráfico urbano, que nace con el objetivo de fomentar la creación de este tipo de arte, tanto en bienes públicos como privados, si bien se requerirá autorización previa por parte de sus propietarios, autoridades competentes o municipios. La propuesta ha sido devuelta a la Comisión de Cultura, para que realice un segundo informe, por ser objeto de indicaciones el proyecto.

La iniciativa reguladora pivota alrededor de los principios de libertad de expresión y políticas de respeto al medioambiente, así como de la participación de la sociedad en la toma de decisiones respecto de los espacios para el desarrollo de este arte, la incentivación y promoción del mismo y la consideración del arte urbano como medio de inclusión social e identidad. En un primer momento se contemplaba la sanción de las obras no autorizadas, no obstante se decidió prescindir de la facultad sancionadora y apostar por la promoción y regulación bajo permisos de este tipo de arte, únicamente se reguló la exclusión de cualquier proyecto que incite al odio por motivos raciales, étnicos o de pertenencia a grupos sociales, sexuales, de orientación sexual, de género, religión, creencias, nacionalidad, filiación política o deportiva, enfermedades o discapacidades o promoción del uso de violencia y armas.

Para ello, en la versión que recibió la aprobación de la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones, se asignaba a las municipalidades la tarea de elaborar ordenanzas municipales, con total libertad y respetando los mínimos que se contemplarán en esta ley, para regular qué espacios, qué contenido y qué calidad tendrán las obras, quién las realizará y dónde, siempre realizando esta selección de un modo transparente y sirviéndose de la participación de los habitantes del municipio, lo que dará lugar a que municipalidad, identificada con ciudadanía, y arte gráfico urbano irán de la mano.

Será tarea de las municipalidades regular en sus ordenanzas el otorgamiento de permisos, que en todo caso serán gratuitos y se aprobarán o denegarán en un plazo máximo de 30 días desde la solicitud de elaboración de la obra, asimismo se creará un registro con los bienes que puedan servir o sirvan como soporte de la representación de arte urbano y un mecanismo para seleccionarlos. Por último, se establece que los costes de la ejecución de la obra no corren a cargo de los municipios sin perjuicio de que puedan financiar las obras cuando lo estimen conveniente.


Fuentes: Cámara de Diputados de Chile

No te pierdas nuestra newsletter

Te enviaremos máximo un email por semana y no compartiremos tu email con terceros.