La Corte del Distrito Central de California confirma la existencia de plagio en la canción Blurred Lines 24/ene/2019

Amanda Suárez Magallanes Derechos PI / Plagio

El pasado 6 de diciembre de 2018, la Corte del Distrito Central de California (United States District Court for the Central District of California) dictaba un fallo modificando la sentencia dictada por el mismo órgano en el año 2015, en la que confirmaba los argumentos que declaraban que el single Blurred Lines era un plagio de Got to Give It Up de Marvin Gaye, y que condenaba a los autores y a la editorial a indemnizar a los derechohabientes del autor de la canción.

Como ha venido informando el Instituto Autor, el inicio del caso se remonta al año 2013, cuando los herederos de Marvin Gaye interpusieron una demanda contra los autores de Blurred Lines, alegando que estaban infringiendo de derechos de autor de la canción “Got To Give It Up”. Al apreciar identidad suficiente entre la melodía de ambas canciones, la Corte del Distrito Central de California condenó a los autores de Blurred Lines al pago de una indemnización de aproximadamente 7.4 millones de dólares (6.497.903 euros).

El 21 de marzo de 2018, el Tribunal de Apelación del Noveno Circuito (United States Court of Appeals for the Ninth Circuit), denegó una nueva audiencia al caso y confirmó en parte la sentencia dictada en primera instancia, al apreciar en la prueba pericial que la similitud sustancial entre ambos temas se podía considerar por la combinación de varios elementos (melodía del bajo, teclado, la inclusión de la palabra pintura, letra, etc.), que analizados en su conjunto, confirmaron la existencia de plagio.

Tras la fase de apelación, la cuestión litigiosa volvió a la Corte del Distrito Central de California, debido a que el Tribunal de Apelación del Noveno  Circuito revirtió la decisión de la Corte de primera instancia por considerar que se hizo una mala interpretación del veredicto del jurado al atribuirle responsabilidad a Interscope Parties (formada por Interscope Records, UMG Recordings, Inc., Universal Music Distribution y Star Trak, LLC) y a Clifford Harris, JR (coautor responsable de la autoría e interpretación de un verso de rap de la canción).

Finalmente, el pasado 6 de diciembre de 2018, la Corte del Distrito Central de California, dictaba nueva sentencia por la que otorgaba a la familia Gaye una indemnización de 4.387.590,78 euros, de los cuales, 2.508.366,61 euros serán abonados por los dos autores y la editorial en concepto de daños y perjuicios. A título de rendimientos económicos dejados de percibir como consecuencia de la infracción, uno de los autores deberá abonar 1.556.873,47 euros, y el otro autor junto a la editorial abonarán 314.888,70 euros. En concepto de intereses, los autores y editorial deberán abonar 8.010,22euros (intereses desde la fecha de emisión del veredicto por parte del jurado en 2015, a un 0.25% anual).

Por último, el fallo declara que los derechohabientes de Marvin Gaye dispondrán del 50% de los derechos de autor de la canción Blurred Lines.  

Fuentes: Instituto Autor, The Guardian, Amended Judgment United States District Court Central District of California in Case No: LA CV13-06004-JAK (AGRx), Opinion, United States Court of Appeals for the Ninth Circuit in D.C. No. 2:13-cv-06004-JAK-AGR pp.40,56

No te pierdas nuestra newsletter

Te enviaremos máximo un email por semana y no compartiremos tu email con terceros.