El Ministro de Cuentas Públicas francés propone la supresión de la tasa de televisión 10/may/2019

Luis Mª Benito Cerezo / Industrias Culturales / Audiovisual

El Ministro de Cuentas Públicas de Francia ha propuesto la abolición de la tasa de televisión, que recae sobre los propietarios de aparatos de televisión y cuya recaudación se destina a financiar los canales de radio y televisión pública franceses.

El ministro sostiene que la supresión de la tasa obedece a los cambios acaecidos en la forma en los que los contenidos audiovisuales son consumidos en la actualidad, como la disminución constante del número de televisiones en Francia ya que cada vez más los contenidos son visionados en otros tipos de pantallas, como tabletas, ordenadores o teléfonos móviles. En este sentido, el informe “Equipos audiovisuales para viviendas en el primer semestre de 2018”,  estudio realizado por el Observatorio de Equipos Audiovisuales (l’Observatoire de l’équipement audiovisuel), entidad dependiente del Consejo Superior de Audiovisuales (Conseil Supérieur de l´Audiovisuel), muestra que aunque el televisor sigue siendo la pantalla más común en los hogares franceses, en 2018 el número promedio de ordenadores por hogar (1,6) superó por primera vez al número promedio de televisores (1,5).

Asimismo, el Ministro de Cuentas Públicas francés argumenta que la próxima eliminación del impuesto a la vivienda, junto con el cual ha sido recaudado hasta ahora la tasa de televisión, dificulta seriamente la pervivencia de la tasa televisiva, por existir mayores dificultades para su recaudación efectiva. Por su parte, el Ministro de Cultura ha declarado que si bien es legítimo abrir el debate sobre el futuro de la tasa a la televisión, debe garantizarse una fuente de financiación para la radiotelevisión pública que asegure la independencia y fortaleza de este servicio público.

Frente a esta postura del gobierno francés un grupo de 18 entidades de gestión y asociaciones de autores se han unido para oponerse a la supresión de la tasa bajo la premisa de que la supresión pondría en riesgo no sólo la radiotelevisión pública francesa sino también la totalidad de la industria de contenidos audiovisuales de Francia.

El debate sobre la financiación de los servicios de radiotelevisión pública no se produce únicamente en Francia, sino que se ha extendido por toda Europa. Países como Bélgica o los Países Bajos ya han abolido este gravamen y financian sus cadenas de radio y televisión públicas con cargo los presupuestos. En otros, como Francia, Austria, Italia o Suiza, se mantiene la tasa sobre la televisión. En Suiza en un referéndum celebrado en 2018 el 71,6% de los electores se opuso a la abolición de la tasa televisiva. Finalmente, en países como Alemania, Dinamarca y Reino Unido la tasa se aplica también a los dueños de tabletas y ordenadores. En España la radiotelevisión pública se financia fundamentalmente con cargo a impuestos y con tasas que gravan a las televisiones privadas y las empresas de telecomunicaciones.

Fuentes: Digital TV Europe, Conseil Supérieur de l´Audiovisuel, Swiss Info​, El País

No te pierdas nuestra newsletter

Te enviaremos máximo un email por semana y no compartiremos tu email con terceros.