El Tribunal Federal de Australia ordena el bloqueo de cuatro páginas web por infracción de derechos de autor 07/jun/2019

Patricia Muñiz de la Oliva Derechos PI / Jurisprudencia

El 27 de mayo de 2019, el Tribunal Federal de Australia (Federal Court of Australia) publicaba una sentencia por la que ordenaba a los principales ISPs del país el bloqueo de cuatro páginas web. Dichas páginas, permitían la vulneración de los derechos de propiedad intelectual de obras audiovisuales y musicales puestas a disposición en la plataforma YouTube, mediante el método conocido como stream-ripping, es decir, extraían y descargaban el audio de los vídeos puestos a disposición en la mencionada plataforma sin autorización de los titulares de derecho.

Las cuatro demandantes (tres de ellas editoriales y productoras musicales Sony, Warner y Universal), solicitaron el bloqueo de cuatro páginas web (2conv, Flv2mp3, FLVto, y Convert2mp3), en virtud del artículo 115A de la Ley de Propiedad Intelectual (the Copyright Act 1968) el cual, si es necesario, establece que se podrá requerir a los prestadores de servicios que operan en Australia a tomar las medidas necesarias para impedir el acceso a los nombres de dominio que infrinjan derechos de propiedad intelectual.

Siguiendo esta petición, el Tribunal determinó que con la actividad conocida como stream-ripping, las citadas páginas web estaban vulnerando los derechos de propiedad intelectual, en concreto y en primer lugar, los derechos de la obra musical interpretada; en segundo lugar se vulneraban los derechos conexos de la interpretación de la canción; y en tercer y último lugar, se vulneraba el derecho inherente al video musical, tratándose de una obra audiovisual, sujeta a derechos de autor.

Respecto a las infracciones cometidas a través de la plataforma de videos YouTube, el Tribunal señaló que, en este caso, las obras vulneradas fueron puestas a disposición por los titulares sin permitir una descarga posterior, a diferencia de otras obras en las que el titular de derechos puede permitir su descarga. Tras la prueba practicada, el Tribunal concluyó que las páginas web estaban infringiendo los derechos de autor y conexos de las obras musicales, al copiar las pistas de sonido de los videos transmitidos desde YouTube. Asimismo, las páginas web estaban infringiendo los derechos de autor al poner a disposición los fonogramas y transmitirlos electrónicamente a los usuarios, facilitándoles también hacer una copia de los fonogramas. El Tribunal califica las acciones anteriores como una infracción de los derechos de reproducción de la obra en un soporte material (artículo 31(1)(a)(i)) de la Ley de Propiedad Intelectual y del derecho de comunicación al público (artículo 31(1)(a)(iv)) incluyendo su puesta a disposición en línea y su transferencia electrónica.

El Tribunal destaca que de un simple vistazo a las páginas web infractoras, se evidenciaba que su única intención era el facilitar la copia de los fonogramas de los videos cuya descarga no estaba permitida a los usuarios de YouTube. El Tribunal pudo constatar que el stream-ripping se llevaba a cabo de manera “flagrante” y a “escala industrial”, cumpliéndose la infracción establecida en el artículo 36 (1) de la Ley de Propiedad Intelectual.

Por todo lo anterior, el Tribunal ordena a los principales ISPs de Australia (Telstra, Foxtel, Vodafone, Optus y TPG) el bloqueo de acceso a las webs arriba mencionadas.

Otros casos similares estudiados por el Instituto Autor, son órdenes de bloqueo en EEUU y en Alemania, en concreto este último caso, fue una sentencia dictada por el Tribunal Regional de Hamburgo en la que los demandados pretendían amparar la actividad de stream-ripping en el límite de la copia privada.

Fuentes: Federal Court of Australia. Australasian Performing Right Association Ltd v Telstra Corporation Limited [2019] FCA 751. NSD 2419 of 2018. La industria discográfica demanda el cierre de dos páginas de “stream ripping” en Estados Unidos. El Tribunal Regional de Hamburgo declara que el servicio de stream-ripping no puede ampararse dentro del límite de copia privada

No te pierdas nuestra newsletter

Te enviaremos máximo un email por semana y no compartiremos tu email con terceros.