El Tribunal de Derechos de Autor de Canadá se pronuncia sobre la tarifa para la retransmisión de señales de TV a distancia 03/sep/2019

Patricia Muñiz de la Oliva   Derechos PI / Jurisprudencia

El 2 de agosto de 2019, el Tribunal de Derechos de Autor de Canadá se pronunció sobre la tarifa para la retransmisión de señales a distancia de televisión de los años comprendidos entre 2014 y 2018, a petición de nueve entidades de gestión que gestionan los derechos por la retransmisión de señales de televisión (BBI, CBRA, CRC, CRRA, CCC, DRTVC, FWS, MLB y SOCAN).

Las nueve entidades de gestión presentaron en marzo de 2013 una propuesta de tarifa para la retransmisión a distancia de señales de televisión para los años 2014-2018 siguiendo lo estipulado en la sección 71 de la Ley de Derechos de Autor (Copyright Act), siendo publicada en la Canada Gazette el 1 de junio de ese mismo año. Ante dicha propuesta los usuarios (las entidades retransmisoras) podían presentar objeciones.

Los retransmisores están obligados a pagar la tarifa de retransmisión para compensar la comunicación al público que tiene lugar mediante la telecomunicación de las obras protegidas por derechos de autor a través de señales “lejanas”. Estas obras incluyen los programas transmitidos por las señales y las compilaciones del "día de transmisión" creadas por las emisoras.

El abono de esta tarifa permite a las entidades de retransmisión, retransmitir en directo señales de radiodifusión mediante su captura, agrupación y venta a sus suscriptores (usuarios finales) sin el consentimiento de los titulares de derechos de los programas. Como condición en el conjunto de normas de retransmisión, dichas señales deben ser “lejanas” o a “distancia”, entendiéndose por una señal no local, es decir, aquella que no llega más allá de un radio de 32 km desde el perímetro clase B de la estación, en caso de ser una señal analógica, y 32 km de radio a partir del contorno de límite de ruido en el caso de ser una señal digital.

La tarifa establece una cantidad al mes (en dólares canadienses) por cada local que reciba una o más señales a distancia, que varían según el año, siendo distintas para los años 2014 y 2015 y siendo la misma para los años comprendidos entre 2016 y 2018. La tarifa comienza en un mínimo de 1.500 locales receptores (0.60$ -0.41€- para 2016-2018) hasta los más de 6.000 (1.17$ -0.80€- también para los años 2016-2018) no incrementándose más la tarifa a partir de ese punto.

El Tribunal en su decisión, estima que la cantidad anual que se recaudó por estos derechos fue de 123$ millones (84 millones de euros) para 2014, 127$ millones (casi 87 millones de euros) para 2015 y de 130$ millones (89 millones de euros) para el periodo de 2016 a 2018. A dichas cantidades se les debe aplicar el correspondiente incremento de la tarifa ahora aprobada, ya que hasta la fecha se han venido prorrogando las tarifas de 2013.

Por último, esta decisión también establece el porcentaje de reparto de los derechos para cada una de las entidades de gestión (apartado VIII), habiendo sido dicho reparto acordado previamente por las entidades.

Fuente: Decision of the Copyright Board of Canada, case CB-CDA 2019-056 Retransmission of Distant Television Signals

No te pierdas nuestra newsletter

Te enviaremos máximo un email por semana y no compartiremos tu email con terceros.