Malasia: El 23% de los consumidores usan dispositivos para visualizar en streaming contenidos no autorizados por los titulares de derechos 18/sep/2019

Luis Mª Benito Cerezo   Entorno digital / Informes

Un informe hecho público el 3 de septiembre de 2019, ha revelado que, en Malasia, el 23% de los consumidores utilizan dispositivos decodificadores para visualizar obras y prestaciones protegidas sin la autorización de los titulares de derechos. El estudio, encargado por la Coalición contra la Piratería (CAP) de la Asociación de la Industria del Video de Asia (Asia Video Industry Association, AVIA) y realizado por YouGov, también afirma que el 50% de los usuarios de Internet en Malasia ha accedido en alguna ocasión a contenidos no autorizados por los titulares de derechos a través de páginas de streaming o de torrents.

Los dispositivos decodificadores muy frecuentemente tienen preinstaladas aplicaciones que permiten a los usuarios acceder a cientos de canales de televisión de pago y a contenidos de vídeo bajo demanda, sin autorización de los titulares de derechos, a cambio de una pequeña cuota de suscripción.

Del 23% de los consumidores que, según el estudio, utilizan este tipo de dispositivos, dos terceras partes (64%) han reconocido haber cancelado todas o algunas de sus suscripciones a servicios de televisión a raíz de su adquisición. Más concretamente, un 34% de ellos aseguró haber cancelado sus suscripciones a servicios locales de televisión de pago. En cuanto a los servicios internacionales de televisión de pago, un 20% de los encuestados reconocieron haber cancelado sus suscripciones por el mismo motivo.

Por otro lado, este último estudio muestra un ligero decrecimiento en el uso de dispositivos decodificadores usados para acceder a contenidos infractores de la propiedad intelectual (de un 25% en enero a un 23% en septiembre).

No obstante, resulta preocupante que, según los datos del informe, sea la franja de edad entre los 18 y los 24 años donde mayor aceptación tiene esta clase de dispositivos. En este grupo de edad, el 76% de los consumidores reconoce haber cancelado sus suscripciones a servicios legales por la adquisición de uno de estos dispositivos. Dichos datos plantean el riesgo de que este problema se convierta en una dificultad a largo plazo.

El Instituto Autor ya ha informado en ocasiones anteriores sobre el desafío que esta clase de decodificares supone para la propiedad intelectual en el sureste asiático. El gobierno malayo parece haber tomado conciencia de los riesgos que implica la proliferación de estos dispositivos y prepara una propuesta legislativa para frenar la venta de descodificadores ilegales.

 

Fuentes: Asia Video Industry Association, FUTUREiot, Instituto Autor (Tribunal de Singapur multa a una empresa que comercializaba dispositivos que permitían la recepción de canales de televisión sin autorización, Malasia: La Corporación Nacional de Desarrollo Cinematográfico prepara una propuesta legislativa para frenar la venta de descodificadores ilegales).​

No te pierdas nuestra newsletter

Te enviaremos máximo un email por semana y no compartiremos tu email con terceros.