Internacional: La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual publica un estudio sobre la evolución del mercado editorial en 2018 30/mar/2020

Leire Gutiérrez Vázquez. Industrias Culturales/Libro

En el mes de febrero de 2020, la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), en colaboración con la Asociación Internacional de Editores (International Publishers Association -IPA) publicó el estudio titulado “The Global Publishing Industry in 2018”, en el que reflejan los datos y estadísticas de la industria editorial, así como el tamaño y la evolución de este mercado. Para obtener los datos, la OMPI recibió información de un total de 53 países.

Como refleja la introducción, la publicación de los datos no está unificada bajo una misma autoridad, ya que la información ha sido compilada a través de diferentes fuentes, como el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina (CERLALC), la Agencia Internacional de ISNB o la Compañía Nielsen, entre otras.

En primer lugar, el estudio detalla cuales han sido los ingresos dentro del sector comercial y educativo. En este sentido, señala que los ingresos totales por las venta y licencias de 2018 – de los datos procedentes de 19 países – generaron un total de 48.000 millones de euros (50.300 millones de dólares), de los cuales, un total de 22.000 millones de euros (23.300 millones de dólares) procedieron de Estados Unidos. En el ámbito comercial, el estudio refleja los datos aportados por 12 países, destacando que las ventas de formato físico representaron las tres cuartas partes del sector comercial, con Japón a la cabeza con el 24,5% de los ingresos en este sentido. Las ventas de libros y licencias fuera de las fronteras nacionales fueron de especial relevancia en Bélgica (39,4%) y el Reino Unido (33%).

En el ámbito educativo, el informe ha contado con los datos facilitados por 16 países. A este efecto, los datos reflejan que Estados Unidos es el país con mayores ingresos, con un total de 6.900 millones de euros (7.100 millones de dólares), seguido de la República de Corea, con 2.400 millones de euros (2.600 millones de dólares), Reino Unido, con 2.076 millones de euros (2.300 millones de dólares) e Italia 812 millones de euros (900 millones de dólares). A nivel interno, los países que más ingresos percibieron por las ventas y licencias en educación fueron en 2018 Dinamarca, Finlandia, Noruega, Sudáfrica y Estados Unidos.

En cuanto al volumen de obras publicadas (por título) a nivel comercial y a nivel educativo en 2018, el estudio señala que ha contado con los datos de un total de 47 países, entre los que se encuentra España. En particular, los datos se dividen en dos: ámbito comercial y ámbito educativo.

En el primer caso, tras analizar las respuestas de 32 países, el informe refleja que Italia fue el país con mayor número de obras publicadas en 2018, con un total de 126.196 títulos, seguido de España, con un total de 81.228 títulos, y Francia, con un total de 77.221 títulos. Como reflejan los datos de la figura 6, apartado 4, en España el 76,7% de las obras se publicaron en formato físico y el 23,3% en formato digital. En el ámbito educativo, el estudio señala que ha obtenido información de 28 países, de los cuales, Turquía es el país con mayor número de obras publicadas en el sector educativo, con 21.628 títulos, seguido de Brasil, con 10.726 títulos y Francia, con 9.934 títulos, que en su mayoría fuero publicados en formato impreso. En el caso de los libros digitales, destaca España, que dispone del 36,6% de los libros publicados - 5.185 títulos - para el sector educativo en formato digital.

Como analiza el estudio, el deposito legal es un mecanismo de ineludible cumplimiento en muchos países, a través del cual, los titulares de los derechos de las publicaciones tienen la obligación de depositar sus obras en un órgano en particular. En este sentido, existen diferencias legislativas entre países, ya que en algunos casos solo es necesario el deposito de la obra en formato físico, mientras que en otros se extiende al formato digital.

En España, tal y como regula el art.1 de la Ley 23/2011, de 29 de julio, de depósito legal, el objetivo es recopilar, conservar y almacenar el patrimonio cultural e intelectual de cada país, con el fin de ponerlo a disposición de los ciudadanos “en los centros de conservación de la Administración General del Estado y de las Comunidades Autónomas”. Se trata de un medio que garantiza la conservación de toda la producción editorial y debe ser contemplado como un bien que asegura a los ciudadanos de hoy, y a las generaciones futuras, el acceso al legado intelectual con fines de información e investigación.

En cifras, el informe señala que el Reino Unido fue el país con el mayor número de obras depositadas en el año 2018, esto es, 210.628 títulos, seguido con gran diferencia de la Federación Rusa, con 116.915 obras y la República de Corea, con 90.620 títulos. En el ranking de la Figura 13, aparado 5, España ocupa la 6ª posición, con un total de 67.984 títulos depositados. En línea con lo anterior, del total de obras depositadas por Reino Unido, el 61,8% fueron en formato digital. Como se cito anteriormente, la elaboración del informe ha contado con la colaboración de la Agencia Internacional de ISBN y del CERLALC para conocer el número de ISBNs emitidos en 2018. En particular, la Figura 6 del apartado 5 refleja que Estados Unidos registró en 2018 el mayor número de ISBNs, con un total de 3,5 millones. En segundo lugar, el Reino Unido con 185.721, y, en tercer lugar, Alemania, con 139.940.

Como ha quedado evidenciado anteriormente, el mercado editorial tiene una dimensión internacional muy importante. En la Unión Europea, el informe “European Book Publishing Statistics 2017, publicado por la Federation of European Publishers (FEP), señalo que en los últimos años el mercado editorial ha ido creciendo de forma exponencial, dando trabajo a tiempo completo a un total de 130.000 personas en 2017. Así mismo, vino a señalar que Reino Unido, Alemania, Francia, España e Italia habían sido los países en editar mayor número de obras/títulos nuevos en dicho año.

En España, la industria editorial aporta casi el 1% al Producto Interior Bruto (PIB), según los datos facilitados por la Cuenta Satélite de la cultura en España publicada por el Ministerio de Cultura y Deporte (MCD), que hasta ahora contiene los datos hasta el año 2017. En valores absolutos, la aportación al PIB fue de 8.723 millones de euros en total.

 

Fuentes: Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), ha publicado el estudio titulado “The Global Publishing Industry in 2018”, Ministerio de Cultura y Deporte (Cuenta Satélite de la cultura en España - Libros y prensa), Federación del Gremio de Editores de España (Comercio Exterior del Libro 2018, Comercio Interior del Libro en España 2018), Federation of European Publishers (European Book Publishing Statistics 2017).

 

No te pierdas nuestra newsletter

Te enviaremos máximo un email por semana y no compartiremos tu email con terceros.