China: La Administración Nacional de Derechos de Autor publica un documento sobre la regulación por el derecho de autor de las obras fotográficas 03/ago/2020

Silvia Pascua Vicente. Derechos PI/ Legislación Internacional

El 11 de junio de 2020, la Administración Nacional de Derechos de Autor de China (NCAC- The National Copyright Administration of China) publicó un documento sobre la regulación y la protección por el derecho de autor de las obras fotográficas (The Notice on Regulating the Copyright Order of Photographic Works).

La NCAC, dependiente del Consejo de Estado de China (State Council), no tiene potestad para crear nuevas leyes, pero si establece pautas sobre ciertos asuntos prácticos. En esta ocasión, la nota de prensa se ha referido a la interpretación de varias disposiciones sobre las obras fotográficas en las leyes existentes.

Las obras fotográficas son obras de arte que se crean grabando imágenes de objetos en materiales sensibles a la luz u otros medios con la ayuda de algún instrumento, tal y como establece el art.4 (10) del Reglamento de Implementación de la Ley de Derechos de Autor  (Regulations for the Implementation of the Copyright Law of the People’s Republic of China). Además, la Ley de Derechos de Autor (Copyright Law of the People’s Republic of China) señala que para poder tener la consideración de obras protegidas deben ser originales.

Según establece la nota, las bibliotecas de imágenes gestionan galerías y “bancos de imágenes públicos”, y a través de tecnología rastrean millones de datos con el objetivo de localizar a los usuarios y reclamar indemnizaciones por el uso de las imágenes. Sin embargo, las imágenes e información sobre los derechos de autor no se revisan de manera rigurosa y los usuarios no tienden a cuestionar la autenticidad de la información. Por ello, las bibliotecas de imágenes deben llevar a cabo actividades de autorización y protección de derechos de acuerdo con el principio de buena fe, sin que puedan reclamar ni proporcionar trabajos fotográficos que contenga derechos de autores inventados o de fotografías no autorizadas.

Algunas de esas medidas de protección llevadas a cabo por los bancos de imágenes, como informa la noticia, es establecer marcas de agua en todas las imágenes, en ocasiones los titulares de derechos de autor no han sido informados de ello. La Corte Suprema de China (the Supreme Court of China) en el caso Huagai Ltd. v. Zhenglin Ltd señaló que la “firma” de la obra en una página web, incluida la declaración de derechos y la marca de agua, constituyen una prueba preliminar de atribución de los derechos de autor, en ausencia de evidencias que demuestren lo contrario. Lo que ha provocado que en la práctica se entienda que se puede utilizar la marca de agua como herramienta para reclamar la propiedad de los derechos de autor. Al respecto, la NCAC ha señalado que la declaración de derechos y la marca de agua en las obras fotográficas no se pueden usar solas como evidencia de propiedad de derechos de autor.

Por otro lado, el documento de la NCAC, también señala que no podrán llevarse a cabo modificaciones sustanciales sin autorización del autor cuando se afecte a la composición, color de la obra o distorsionen la intención original de la obra fotográfica. En relación con el uso de obras fotográficas para libros de texto, se establece que se podrán compilar trabajos fotográficos individuales, sin el permiso del propietario, siempre que se haga efectivo el pago de la remuneración y se incluya el nombre del autor y título de la obra. Además, los departamentos administrativos de derechos de autor deberán llevar a cabo una mayor supervisión e imponer sanciones contra las infracciones de los derechos de autor respecto de las obras fotográficas. También se establece que las entidades de gestión colectivas podrán gestionar los derechos de las obras fotográficas y reclamar en su propio nombre siempre que se les haya autorizado para ello.

En España, el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual regula la protección de las obras fotográficas (art. 10 TRLPI) y las meras fotografías (art. 128 TRLPI). Las obras fotográficas deberán cumplir con el requisito de originalidad y su duración será de 70 años tras la muerte del autor. Mientras que las meras fotografías, cuentan con una protección de 25 y no hay un aporte original, sino que es la mera realización de un procedimiento mecánico.

En el caso de EE.UU, como explicó el Instituto de Autor, el Tribunal de Apelación del Segundo Circuito de Estados Unidos (United States Court of Appeals For the Second Circuit) establece que cuando se lleve a cabo un registro recopilatorio de varias fotografías será necesario incluir de forma individual al autor de cada obra.

Fuentes: The IPKat (The National Copyright Administration of China: no more “black hole drama” in the image market), Nacional Copyright Administration of the people´s republic of China (国家版权局关于规范摄影作品版权秩序的通知); Instituto de Autor (EE.UU.: Un Tribunal de apelación se pronuncia sobre la reproducción no autorizada de seis obras fotográficas en una publicación), BOE (Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, regularizando, aclarando y armonizando las disposiciones legales vigentes sobre la materia).​

No te pierdas nuestra newsletter

Te enviaremos máximo un email por semana y no compartiremos tu email con terceros.