EE.UU.: Una empresa anuncia que permitirá desactivar la música de sus videojuegos para proteger los derechos de propiedad intelectual 20/nov/2020

Leire Gutiérrez Vázquez. Entorno digital/Comercio electrónico

El 27 de octubre de 2020, la empresa Electronic Arts anunció un actualización de su videojuego Fifa 21, en su versión 3.1, en la que tanto para la versión de ordenador como para la versión de videoconsola se habilita la opción de que los usuarios puedan desactivar la música del videojuego en las transmisiones que realicen por Internet a través de otros servicios.

En la actualidad, el videojuego Fifa 21 dispone un amplio catálogo de grabaciones musicales que se reproducen de forma instantánea cuando el videojuego es “arrancado” en la videoconsola. Para ello, la empresa ha celebrado acuerdos con los principales productores fonogramas a nivel internacional. Con esta nueva actualización, la empresa quiere mostrar su compromiso con la protección de los derechos de propiedad intelectual.

La actualización del videojuego se produce meses después de que Twitch, un proveedor de servicios de comunicación, a través del cual los usuarios realizan transmisiones de videos sobre partidas en directo de videojuegos, recibiese numerosas solicitudes de eliminación de contenido que estaba vulnerando los derechos de propiedad intelectual.

Como informó el Instituto Autor, la Asociación de la Industria Discográfica de America (RIAA- Recording Industry Association of America) habría sido la encarga de solicitar la eliminación de contenido, que principalmente se trata de videos compartidos por los usuarios los años 2017 y 2019, en los que se incluían fonogramas sin autorización de los titulares de los derechos. En los últimos meses, las transmisiones en vivo a través de servicios como Twitch han ido adquiriendo gran importancia, ya que han sido utilizadas tanto por usuarios como por artistas para realizar eventos y conciertos en directo de forma telemática.

En el caso particular de éste último, se rige por la normativa de puerto seguro (safe harbor) regulada en la sección 512 del Título 17 de la DMCA de Estados Unidos, que exime de responsabilidad sobre los contenidos incluidos por los usuarios dentro de su servicio sin autorización, lo que provoca una situación de indefensión a los titulares de los derechos.

Tras las quejas vertidas por los representantes de la industria musical, algunos de estos servicios han actualizado sus términos y condiciones, avisando a los usuarios de que solo podían poner a disposición del público aquellas grabaciones musicales creadas por ellos o de las que tuvieran la autorización del titular para ello, como en el caso de Twitch.

 

Fuentes: Instituto Autor (EE.UU.: El servicio de transmisiones en directo Twitch solicita a sus usuarios eliminar el contenido puesto a disposición del público sin autorización), Eurogamer (FIFA 21 now lets players disable all music to avoid streaming copyright infringements).

No te pierdas nuestra newsletter

Te enviaremos máximo un email por semana y no compartiremos tu email con terceros.