El Tratado de Beijing y los artistas intérpretes y ejecutantes musicales

Ana Grettel CotoCuadernos jurídicos Instituto Autor – 15º aniversario.

El Tratado de Beijing sobre Interpretaciones y Ejecuciones Audiovisuales, en adelante Tratado de Beijing, se firma en la ciudad de Beijing, China, el 24 de junio de 2012. Es el resultado de un largo proceso que viene a completar el marco jurídico internacional de protección de los artistas intérpretes o ejecutantes respecto a los actos de explotación de sus interpretaciones o ejecuciones en fijaciones audiovisuales, tomando en cuenta que el Tratado de la OMPI sobre Interpretación o Ejecución y Fonogramas (WPPT o TOIEF) de 1996 se aplicaba a algunos actos de explotación de derechos de los artistas en el ámbito audiovisual. El Tratado de Beijing constituye a su vez una excelente oportunidad para modernizar y adaptar las legislaciones de los Estados que lo ratifiquen a las diversas modalidades de explotación digitales.