¿Tienes dudas?
Si necesitas más información o ayuda, contacta con nosotros.
¿En qué se diferencia un editor musical de una discográfica?


El editor es el titular de los derechos sobre una obra musical, y la discográfica o productor fonográfico es la persona física o jurídica que fabrica los fonogramas o soportes sonoros que contienen a dicha obra. En otras palabras, la discográfica o productor fonográfico reproduce y distribuye la obra cuyos derechos son titularidad del editor. Cabe mencionar que la discográfica o productor fonográfico no solamente debe solicitar la autorización al editor por los derechos de autor sobre la obra para proceder a la comercialización de sus fonogramas, sino que además debe solicitar la autorización de los artistas, intérpretes o ejecutantes, los cuales son titulares de los derechos sobre la interpretación de la obra. Los derechos de los artistas, intérpretes o ejecutantes, así como los derechos que las propias discográficas o productores tienen sobre sus fonogramas, se corresponden con los llamados “derechos conexos a los de autor”.